sábado, 2 de febrero de 2008

España, país rumano de la UE.

La oficina estadística europea, Eurostat, publicó ayer unos datos reveladores sobre el reparto de los ciudadanos rumanos entre el resto de países de la Unión Europea, que demuestran que España es, de lejos, el país preferido por los ciudadanos rumanos cuando salen a trabajar a Europa. En total, nuestro país acoge a 555.000 rumanos en edad de trabajar, lo que supone más de la mitad de los 1.052.000 que trabajan en otro país europeo. Italia es el segundo país preferido por los rumanos, ya que 306.000 optaron por él este año. A mucha distancia y en tercera posición se encuentra Alemania, con 64.000 rumanos en edad de trabajar.


El decreto aprobado por Italia que permite la expulsión de ciudadanos comunitarios tras el asesinato de una mujer en ese país, presuntamente a manos de un ciudadano rumano, ha salpicado también a la Comisión Europea. El Ejecutivo de Bruselas se ha apresurado a advertir que un país miembro no puede hacer expulsiones masivas de ciudadanos comunitarios, sino que debe hacerse de manera individual y por razones de seguridad pública o sanitaria.

Además, la oficina estadística europea, Eurostat, publicó ayer unos datos reveladores sobre el reparto de los ciudadanos rumanos entre el resto de países de la Unión Europea, que demuestran que España es, de lejos, el país preferido por los ciudadanos rumanos cuando salen a trabajar a Europa. En total, nuestro país acoge a 555.000 rumanos en edad de trabajar, lo que supone más de la mitad de los 1.052.000 que trabajan en otro país europeo. Italia es el segundo país preferido por los rumanos, ya que 306.000 optaron por él este año. A mucha distancia y en tercera posición se encuentra Alemania, con 64.000 rumanos en edad de trabajar.

Expulsiones individuales
En el caso español estos rumanos en edad de trabajar repersentan el 1,8% de la población española total en edad de tener un empleo, frente al 0,8% que supone en Italia. Si se analizan los datos de población activa, el porcentaje de rumanos trabajadores en el conjunto del total de población activa española es del 2,1%, equivalente a 463.000 trabajadores, lejos del 1% que suponen en Italia con sólo 241.000 trabajadores.

Bruselas insistió ayer en que el decreto italiano, que tendrá que ser notificado a la Comisión Europea, es legal simpre y cuando tenga carácter individual, «ya que las expulsiones colectivas de ciudadanos comunitarios están prohibidas porque debe protegerse el derecho de los ciudadanos de la UE y de sus familias a moverse entre los diferentes Estados miembros».

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal