viernes, 18 de enero de 2008

De 9 millones de pasajeros sólo se impidió la entrada en España a 295 personas

Ese es el balance del terrible y exhaustivo control de la inmigración y la entrada de extranjeros en España del que tanto ha presumido Rubalcaba estos últimos días. Desde marzo de 2007 funciona el sistema de Información Avanzada de Pasajeros (API en sus siglas en inglés: Advanced Passenger Information), que obliga a las compañías de transportes a facilitar a Interior los datos de todos aquellos viajeros que utilicen rutas cuyo origen se encuentre fuera del espacio Schengen. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado analizaron la información de 59.035 vuelos y 2.377 transportes marítimos y comprobaron los datos de 9.378.280 pasajeros. El resultado, 295 personas a las que se impidió la entrada en España, sólo aquellas contra las que existía una orden judicial o requisitoria. Para un viaje tan corto no hacían falta tantas alforjas, que decían nuestros abuelos castizos.

Según los índices de delincuencia entre extranjeros residentes en España más benévolos, 0,35 por mil, aproximadamente, se han colado entre esos 9 millones de pasajeros, aproximadamente 3.200 potenciales delincuentes.

El caso es que en nuestros aeropuertos el control de la inmigración es meramente simbólico y formal. Tan sólo los casos más fragrantes son controlados, por ello Rubalcaba tan sólo puede presumir de cifras en el control de los ilegales que llegan por mar a las bravas vía cayuco, aquí no dudamos que se repatriase al 92,7 por ciento de los inmigrantes irregulares que llegaron a detectarse. Pero ni mucho menos esa cifra puede extrapolarse al contingente de ilegales que permanece en España sin expulsar.

En definitiva, nuestras fronteras siguen siendo un coladero, donde el descontrol sigue siendo la norma. Por ello hasta Zapatero se apunta a la política de Sarkozy sobre expulsiones y el mismo Rubalcaba reconoce que es necesario una nueva reforma -ya hemos perdido la cuenta de cuantas veces se ha retocado- de la Ley de Extranjería.

Quizás lo que hay que modificar y revisar realmente sean las ideas de algunos sobre la inmigración.

Minuto Digital.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal