viernes, 9 de noviembre de 2007

Más de 3.000 usuarios acceden desde España a las 'web' y foros 'yihadistas'

Ojeadores de Al Qaeda reclutan a jóvenes radicales desde todo el planeta. Desde Pakistán o Afganistán se observa y elige a futuros acólitos.Se han creado las primeras páginas en español para facilitar su difusión. Usan un programa encriptado al que llaman 'el secreto del muyahidin'

Lo hacen en el escenario más seguro y anónimo: los cibercafés. Un centenar de estos locales están bajo la lupa policial. Desde algunas de sus pantallas, jóvenes radicales lanzan consignas para nuevos ataques que "superen a los benditos ataques de Madrid". A los autores del 11-M se les presenta como héroes.

"La publicidad yihadista en Internet hace más daño que la guerra en Irak". Esta frase proviene del Global Islamic Media Front, un movimiento que acoge a todo aquel que quiera hacer alguna aportación a la guerra santa y uno de los foros yihadistas más consultados del planeta. Es uno de los sitios de consulta preferidos y tiene impulsores en España, según creen los investigadores que vigilan la denominada "universidad de la yihad". Un vasto territorio imposible de controlar donde se puede encontrar desde los vídeos de Al Sahab, la productora de Al Qaeda, La Voz del Califato o una Guía para la Yihad Individual, un esquizofrénico manual para acabar con el enemigo luchando solo. Hay más de 4.000 foros y 50.000 páginas similares en la red. "Haría falta un ejército para monitorizar todas las páginas webs islamistas", señala un agente de inteligencia.

El incremento de accesos en toda Europa a esta clase de sitios se debe a que cada vez hay más información escrita y a que se está traduciendo del árabe al inglés. Y ahora al español. "Ya se han creado las primeras páginas en español", señala un experto de la Guardia Civil. "Esto facilita la difusión de la propaganda radical a jóvenes musulmanes que pertenecen a una segunda y tercera generación de inmigrantes o bien a europeos conversos que no manejan el árabe con fluidez", explica un analista.

¿Cómo trabajan los ojeadores de Al Qaeda? Las webs islamistas tienen foros abiertos y otros restringidos. Hay que ser invitado para poder participar en los segundos y es en los primeros donde un ojeador desde Pakistán, Afganistán o París analiza y elige a un joven que desde la pantalla en un locutorio en Barcelona habla sobre la yihad o el 11-M. Si da el perfil, se le invita a entrar en el foro. La comunidad paquistaní en España es uno de los viveros a los que en los últimos meses acuden a pescar, según distintas fuentes.

Los informáticos de Al Qaeda y sus satélites acaban de crear un programa estrella: The muyahidin?s secret (el secreto del muyahidin) para eludir los software de las empresas norteamericanas de las que desconfían. Este programa encripta cualquier mensaje, de forma que sólo sus creadores pueden descifrar su contenido. Funciona con dos llaves, una pública y una privada. "La pública se la doy a todo el mundo que yo quiero que me escriba, pero esos mensajes sólo se pueden leer con la llave privada, que únicamente la tengo yo. Es una versión del PGP comercial pero adaptada a la yihad", explica un guardia civil especializado en terrorismo internacional.

Ahí, en esos foros restringidos donde las charlas y debates son encriptados, es donde los ojeadores de la nueva yihad electrónica eligen a los futuros "mártires" o muyahidin en distintas ciudades y pueblos españoles. En especial a los jóvenes a los que se capta para unirse a la insurgencia en Irak o a los campos de entrenamiento terrorista en el desierto del Sahel.

"El último paso es una cita personal con medidas de seguridad. Ahí se le plantea su ingreso en una célula local", apunta un agente. "Si veo un foro que emplea este método encriptado, me preocupo bastante. Ahí ya estamos ante algo más serio", añade otro agente. Las Fuerzas de Seguridad del Estado reclaman entonces a los servidores que archiven la información mientras acuden al juez en busca de una orden judicial. El dueño del servidor sí puede saber quien es la persona conectada, pero en la mayoría de los casos las pistas conducen a cibercafés donde no se archiva la información y se desconoce quien es el usuario.

Raymond Kelly, el jefe de la policía de Nueva York, afirma que la yihad en Internet es peor que Afganistán. Algunos creen que no exagera.


Madrid Habitable.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal