jueves, 4 de octubre de 2007

La hipocresía de SOS Racismo y Mvto. Contra la Intolerancia

El violador boliviano del Parque del Oeste de Madrid les decía a sus víctimas mientras las violaba que "los españoles me han hecho mucho daño y me tengo que vengar".

Esta motivación claramente racista por parte del grupo de amerindios que agredía a parejas españolas exclusivamente por su nacionalidad, color de piel, tradición, cultura e ideosincrasia no es motivo para que ni SOS Racismo ni Movimiento Contra la Intolerancia hayan condenado este crimen de odio racial. Para SOS Racismo esto constituye "unos actos delictivos, de violaciones, es decir de violencia donde los componentes y la motivación no es la direfencia en el color de la piel, cultura, etnia, origen nacional, sino el poder del hombre sobre la mujer mezclado con transtornos psicológicos [...] por lo tanto es violencia sexista y no racista".

Y así lo ha expresado esta organización a través de un correo electrónico a un ciudadano que les preguntó su parecer y del que nos ha llegado copia a través de un lector. También hemos sabido que Movimiento Contra la Intolerancia, negocio oenegero de Esteban Ibarra, ni tan siquiera se ha dignado a responder a una consulta similar.

Probablemente estas dos organizaciones tampoco consideren un crimen de odio racista el apuñalamiento que sufrió ayer en la estación de metro Arturo Soria de Madrid una joven de 21 años estudiante de enfermería, a manos de un grupo de cuatro moros.

En el caso de SOS Racismo, un 66% de sus recursos económicos procede de subvenciones públicas, y Movimiento Contra la Intolerancia también recibe gran cantidad de fondos públicos, aunque esta organización no publica el porcentaje que éstos suponen sobre el total de sus recursos. Esta dependencia del dinero público hace que estas no sean organizaciones NO gubernamentales, sino más bien dependientes del gobierno.

Es por esto que exigimos la retirada de toda subvención pública a estas dos organizaciones que manipulan las noticias considerando sólo casos de racismo o crímenes de odio racial los cometidos exclusivamente contra extranjeros en España. Cuando las víctimas son españolas que sufren el odio racial de los extranjeros, estas dos entidades ni tan siquiera tienen la decencia de emitir un comunicado condenando esos crímenes como lo que son, crímenes racistas, por lo que esto constituye una grave discriminación hacia esos casos.

Y considerándose estas organizaciones adalides ellas mismas contra la discriminación y la intolerancia, vendiendo de ellas esta imagen y cobrando subvenciones públicas a este propósito, resulta que discriminan por motivos de color de piel y nacionalidad a las víctimas de actos de racismo que ellos no denuncian exclusivamente por perjuicios raciales.Su monopolización del término "racismo" hace que no se considere crimen de odio racial ninguna agresión que sufra un español por el color de su piel o por su nacionalidad, con el consiguiente perjuicio que esto conlleva a las víctimas de este tipo de delitos.Por todo esto, desde aquí animamos a partidos políticos, representantes sociales, entidades y sociedad en general a una campaña de presión para que las subvenciones públicas les sean retiradas a estos que discriminan en nombre de la no-discriminación.

Asímismo, también animamos a la interposición de querellas y demandas contra esta gente por el mismo motivo que ellos suelen presentarlas: discriminación en base a raza y nacionalidad, puesto que no condenan ni denuncian los casos de racismo en que los españoles son las víctimas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal