martes, 11 de septiembre de 2007

PP-PSOE Misma política en inmigración (Parte III):INMIGRACION Y ECONOMIA

La consejera Figar (PP) se creyó en la obligación de valorar el impacto de la inmigración:

«Nosotros consideramos a los inmigrantes como un fenómeno positivo, pero no sólo desde el punto de vista económico, y eso que los inmigrantes de la Comunidad de Madrid generan más del 10% de nuestro PIB, el PIB regional. Es positivo desde el punto de vista económico, son personas que sustentan sectores de nuestra economía que sino se vendrían abajo, en el sector de la construcción más del 70% son inmigrantes, el sector de la hostelería, el servicio doméstico y otros servicios, son porcentajes como digo muy significativos ».

Y aún tuvo que decir un último disparate que muestra muy a las claras lo que entiende el PP por «defensa de la familia». Atiendan que la frase y el concepto que encierra son antológicos:

«Son [los inmigrantes] un fenómeno positivo desde el punto de vista demográfico, es decir el reemplazo generacional necesario para una sociedad moderna, para una sociedad que quiere mirar para adelante. Son los inmigrantes los que están garantizando ese reemplazo generacional y ese rejuvenecimiento de la población».


Falso y mendaz. Así que ¿la falta de natalidad entre nuestra gente da igual que se compense con gente venida de otros horizontes geográficos, culturales, étnicos, lingüísticos y religiosos? ¿Así que estamos superando la crisis demográfica gracias a la inmigración?

Bien… la consejera de inmigración nos ha recordado cuál fue la política de inmigración de los ocho años de Aznar. Todo el crecimiento económico basado en la llegada masiva de inmigrantes es criminal. En el momento en que se detenga su llegada, se detendrá ese crecimiento.

Y ese crecimiento se detendrá en el momento en el que suban los tipos de interés, las hipotecas se hagan imposibles, reviertan en un estancamiento del sector de la onstrucción (en el que el 70% de los trabajadores del sector de la construcción en Madrid son inmigrantes) y un estancamiento en la llegada de inmigrantes… con lo que llegamos a la parálisis de la economía, lastrada por lo demás por los subsidios para la integración, la carga insoportable que representan para la SS y para los servicios asistenciales del Estado.

El panorama que nos espera no es tan malo como pensábamos hace unos años, sino mucho más
malo de lo que éramos capaces de maginar en 2000 ó 2001 cuando el fenómeno de la inmigración ilegal y masiva empezó a ser preocupante.


No se trata de «votal útil» o no hacerlo... Se trata de estar contra la inmigración ilegal o masiva o no estarlo. El PP no pertenece al«movimiento anti-inmigración, sino al «movimiento pro inmigración», votarlo es contribuir a la deformación de nuestra identidad nacional.


No repatriar, ni contener, sino LEGALIZAR. La consejera Fígar (PP), recordó que en Madrid hay 400.000 ilegales empadronados, cuando en realidad es posible que sean 500-550.000.
Para la consejera está claro: «hay que legalizarlos». ¡Justo como hizo ZP en 2005!


El PP no tiene excusa: Su política ha sido exactamente igual a la quepractica el PSOE en materia de inmigración. ¿Votar útil? ¿votar al PP? En absoluto: votar a quienes reconozcan la necesidad de una política de contención de la inmigración. Votar a ESPAÑA 2000, la punta de lanza del Movimiento Anti-Inmigración

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Leer el Informe Verstrynge sobre la Inmigración en España, y ya vereis como no sigue el discurso gubernamental, siempre desde la base objetiva de los datos.

www.ciudadano.eu

10 de octubre de 2007, 11:24  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal