lunes, 27 de agosto de 2007

PP-PSOE: Misma política de inmigración (I PARTE)

Los nuevos españoles: 170.000 recién «nacionalizados»
La nacionalidad española es algo devaluado y depreciado para un gobierno que la da como si se tratara de un producto de rebajas.

Solamente en el año 2006, el gobierno ZP concedió 54.524 nuevas cartas de ciudadanía española. En apenas cuatro años se han cuadruplicado las concesiones de nacionalidad española.

En apenas cinco años el gobierno español (del PP y del PSOE) ha concedido la intolerable cifra de
169.354 nacionalidades… siendo los ecuatorianos y marroquíes los primeros beneficiarios. En los tres últimos años, con la llegada de ZP, esta práctica se ha disparado.

A nadie se le escapa que a través de este medio, el gobierno ZP intenta aumentar su cuota electoral calculando que los «nuevos españoles» le van a votar a él, en agradecimiento, y no al partido de la oposición. Se trata de casi 170.000 nuevos votantes a los que hay que añadir los 661.004 ciudadanos comunitarios con derecho a voto. Pero este último sector no tiene un comportamiento mayoritariamente de centro izquierda, sino más bien todo lo contrario. El PSOE, otorgando carta de nacionalidad a ciudadanos extracomunitarios, pretende reequilibrar esta tendencia.

No hay que despreciar estos porcentajes.
Según el Instituto Nacional de Estadística, en la actualidad existen 33.600.000 millones de españoles con derecho a voto, ante el cual, el voto procedente de inmigrantes nacionalizados españoles y comunitarios, representa entre un 3%. Dado el actual empate técnico entre PP y PSOE, este porcentaje es absolutamente decisivo y no es raro que, antes de las elecciones, el
gobierno intente dar la ciudadanía española al máximo de extracomunitarios. Su voto sería decisivo en algunas comunidades autónomas en las que el 77% de la inmigración
se concentra: Madrid, Cataluña, Murcia, Comunidad Valenciana, Andalucía y Canarias.

La legislación española establece que tienen derecho a nacionalizarse españolestodos aquellos inmigrantes cuyo padre o madre «hubieran sido originariamente españoles y nacidos en España», para ello deberán renunciar a la nacionalidad anterior, salvo que sean iberoamericanos, andorranos, guineanos, portugueses o filipinos. Así mismo pueden ser nacionalizados españoles los extranjeros que tengan un abuelo o abuela que originariamente hubiera sido español y hayan residido un año en España.

Ahora bien, el problema es que algunos Estados –Marruecos concretamente- no admiten que sus ciudadanos puedan renunciar a su nacionalidad. En otras palabras, un marroquí, aun renunciando a su nacionalidad, sigue siendo súbdito del rey de Marruecos..…

PP-PSOE: Misma política de inmigración.
El centro-derecha dice no estar de acuerdo con la «regularización masiva»… ¿hubiera hecho
otra cosa un eventual gobierno Rajoy? ¡No y mil veces no! Y la prueba es la conferencia dada
por Lucía Figar, consejera de inmigración de la comunidad de Madrid, pepera de pro y lince
de la política de inmigración de este partido. Sería imposible presentar un discurso tan absolutamente idéntico al del PSOE.

En el marco del Foro «Gestionar la Inmigración: Propuestas para un desarrollo eficaz» organizado por «Cinco Días» y el Grupo Accenture, la Consejera de Inmigración de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, tuvo una «brillante» intervención demostrando los puntos de vista del PP en materia de inmigración.

Si alguien quiere votar útil contra el PSOE… que vote al PP. Si alguien quiere votar para detener a la inmigración ilegal, masiva y descontrolada que se olvide del PP, el «partido cómplice» del PSOE en materia de inmigración, el partido que abrió las puertas a la inmigración desde 1997 y que hoy sigue con la misma política allí donde gobierna.

Continuará.-

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal