miércoles, 4 de julio de 2007

Sobre la nueva Casa de los Pueblos en Alcorcòn.

Aparece en el periòdico gratuito MERCADO de Alcorcòn, la noticia sobre la creaciòn, por parte del Gobierno Municipal, encabezado por el socialista Enrique Cascallana, de la Casa de los Pueblos, una instituciòn que reunirà a inmigrantes en nuestro municipio.
No ha sido desvelada la partida presupuestaria para esta nueva iniciativa.
Evidentemente, el Partido Popular de Alcorcòn, lejos de poner el grito en el cielo, en defensa del derecho de prioridad nacional, para ayudas sociales, y para que estar partidas presupuestarias sean para españoles, callan, luego otorgan.
Aunque conociendo al Señor Dìaz, lo tendràn mejor calladito en su poltrona, pues puede ser peor el remedio que la enfermedad.

La Plataforma por Alcorcòn pide al Ayuntamiento de Alcorcòn igualdad de trato y la misma ayuda económica que se da a las nuevas casas regionales para extranjeros, para las casas regionales españolas.

La Plataforma por Alcorcòn entiende que la aportaciòn que el Ayuntamiento de Alcorcòn ha concedido para la implantación de esta casa regional para extranjeros, supone una grave discriminación y un agravio comparativo para el resto de casas regionales existentes en Alcorcòn, que no reciben ninguna ayuda significativa del Ayuntamiento.

Este agravio es mayor si tenemos en cuenta la amplia labor social y de integración territorial que las casas regionales llevan realizando desde hace casi 100 años. Por ello pedimos igual trato y la misma financiación para todas las casas regionales.

En Alcorcòn existen muchas casas regionales, algunas de ellas se encuentran en grave riesgo de desaparición. Las casas regionales llevan más de 100 años aportando a todos los alcorconeros una impagable labor de integración e interacción territorial, asistencia, conservación y divulgación de la cultura.

Las casas son mucho más que un punto de encuentro de desplazados. Actualmente desarrollan una imprescindible labor social que abarca actividades desde la atención a jóvenes y mayores, hasta el apoyo administrativo, la orientación social o la promoción mercantil. La realización de cursos económicos, artesanales o de ocupación de tiempo libre, clases de danza, deportes, idiomas autóctonos, Internet o informática. El mantenimiento de grupos propios de teatro, arte o folclore. Servicios como publicaciones periódicas o edición de libros, creación de clubes de empresarios, premios artísticos, literarios o periodísticos.

Son elementos sociales dinámicos que intervienen positivamente en la consolidación y el desarrollo del tejido asociativo alcorconero. Sin la cobertura de las casas hubiera sido impensable el desarrollo de muchas otras asociaciones vecinales, de padres, educativas, deportivas o culturales que han crecido a su amparo.

Las casas regionales llevan años reclamando una mayor atención por parte de la Administración Local para continuar con esta gran obra social. Si su labor fue importante en el pasado lo es mucho más en este momento. Hoy, mientras las tensiones políticas entre Comunidades Autónomas provocan un grave déficit social, esta red aporta un espacio de encuentro imprescindible para el mutuo conocimiento, la cultura de la convivencia y la cohesión territorial que debiera ser objeto de una muy especial promoción y protección.

Ahora, el Ayuntamiento socialista de Alcorcòn, con el silencio complice del PP alcorconero, saca a la luz la creaciòn de esta casa de los pueblos para los inmigrantes.

Esta noticia supone una grave discriminación y un evidente agravio comparativo para el resto de casas regionales existentes en Alcorcòn, que en su mayoría llevan años sin recibir ninguna ayuda de importancia de su Administración.

En los últimos años la nueva legislación ha reducido las fuentes de ingresos que sostenían tradicionalmente a las casas. Hoy las casas regionales españolas mientras buscan nuevas fuentes de financiación se nutren principalmente de las reducidas cuotas de los socios y de la aportación desinteresada de tiempo, trabajo y recursos de miles de voluntarios, que mantienen una obra social que de otra manera costaría muchísimo más a las arcas públicas.

No entendemos porque nuestras casas, que son las de todos los españoles,las de todos los madrileños y la de todos los alcorconeros, de cualquier origen que quieran acercarse a ellas, no merecen también el apoyo de la Administración. Si cabe con mayor motivo, ya que en nunca han solicitado un subsidio a fondo perdido, si no la participación en parte de la administración como contraprestación y continuidad de las actividades ya desarrolladas de unas asociaciones cuya utilidad pública hace años que está demostrada.

Es por ello que solicitamos para el resto de casas regionales ubicadas en Alcorcòn, al menos el mismo trato y el mismo apoyo económico que el otorgado a estas nuevas casas regionales para extranjeros.

Pero solo esto sería insuficiente. La importancia de las casas regionales en Alcorcòn requiere un espacio de atención propio y permanente dentro de la Administración. Un espacio que se debe crear y desde el que iniciar una nueva etapa de colaboración, desde donde consensuar la creación de la infraestructura necesaria para la obtención de ingresos alternativos adecuados a las singularidades de las casas regionales, convenios de colaboración y fomento de actividades.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal