domingo, 1 de julio de 2007

El Islam nunca se adaptarà a la democracia.

El 57% de los musulmanes, a favor del uso del velo en España
La polémica recurrente acerca del uso del velo en nuestro país también genera debate entre los musulmanes que residen en nuestro país. Según una encuesta elaborada por Taiss Investigación para la revista «21rs», el 57% de los ciudadanos de confesión islámica residentes en España se muestran a favor de la utilización de esta prenda, mientras que el 40,7 opina lo contrario.
El porcentaje de partidarios de que la mujer musulmana tape la parte superior de su cabeza con un pañuelo aumenta en el caso de los varones, alcanzando una aceptación del 58,7%. Por el contrario, el porcentaje baja a un 55,3 cuando se le pregunta a las mujeres, principales protagonistas de la polémica, puesto que son ellas, y no los hombres, las que tienen que ponerse el velo, considerado por muchos como un objeto de sumisión, contrario a la dignidad de las mujeres.

Juventud y tolerancia
Analizando los grupos de edad, se comprueba cómo los jóvenes de entre 18 y 25 años son los menos permisivos con el uso de esta prenda. Así, el 49,1% no son partidarios del velo, por un 43,9 que sí se muestran a favor. Por el contrario, los encuestados que mayor apoyo muestran al velo se encuentran entre los 36 y los 45 años. En esta franja de edad, dos de cada tres (el 62,5%) se muestran a favor de su uso, por apenas el 35,9 en contra.

En cuanto al nivel de estudios, llama la atención cómo, a medida que aumentan los conocimientos, disminuye la filiación al uso del velo. De este modo, mientras que los musulmanes residentes en España sin estudios se muestran a favor del pañuelo islámico en un 71,5% (28,8% en contra), los que han finalizado estudios superiores sólo avalan esta prenda en un 47,7%, mientras que el 50% se muestran en contra de su uso.


La encuesta elaborada por 21rs supone la culminación a un estudio, cuyos primeros resultados fueron presentados el pasado mes de noviembre, y en los que los musulmanes residentes en España respondían a cuestiones relacionadas con la democracia o la integración en la sociedad occidental.

Así, dos de cada tres musulmanes reconocían tener dificultades para vivir en democracia, la mayoría no consideraba normal la conversión al cristianismo, pero sí de esta confesión al Islam, y 3 de cada 4 entrevistados no dejarían que un hijo suyo se casara con una persona no musulmana. A su vez, mostraban su desacuerdo con las palabras del Papa sobre el Islam en Ratisbona.

Los datos de la encuesta -que fue realizada en Madrid, Barcelona y Sevilla a 300 musulmanes, hombres y mujeres- se ilustran en la revista con la experiencia de dos mujeres de fe islámica, que muestran opiniones radicalmente distintas acerca de la utilización del velo islámico.

Así, Fátima (nacida en Casablanca en 1967), casada y con más de 13 años de residencia en España, llegó a nuestro país en busca de una vida mejor para su familia. Fátima no ha usado nunca el velo. «Estoy en contra. No creo que el pañuelo garantice que seas mejor musulmana», sostiene esta mujer, quien apunta que, «sin necesidad de llevarlo, puedes ser buena persona, trabajadora y honrada. Eso es lo que verdaderamente importa».

«No hago daño por taparme»
En cambio, Linda Al-Ammar, de 33 años, iraquí de nacimiento y española de adopción, ve razonable utilizar esta prenda. Aunque no usó velo hasta los 22 años, «ahora no sabría salir sin él a la calle» puesto que «me sentiría medio desnuda».

Para Linda, llevar pañuelo no significa una merma a su dignidad. «Yo no soy sumisa -explica-. Es más, si mi marido me exigiera quitarme el pañuelo, me divorciaría de él. Me puse el pañuelo por propia voluntad y es una de las mejores cosas que he hecho en mi vida. No es cuestión de tradición o capricho. Además, no hago daño a nadie por taparme más».

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal