lunes, 4 de junio de 2007

La derrota del PP en Alcorcón.

La derrota del PP en Alcorcón ha sido un NO a convertir Alcorcón en plataforma de agresión a la democracia, un No a la desigualdad, un No al autoritarismo rancio.

Cargados de razones para decir No.
El despertar y la inteligencia de un municipio como Alcorcón, ha provocado la derrota de un PP de Alcorcón, más dividido que nunca, y tomado por represores de la democracia. Los trascendentes momentos vividos en los últimos años han actuado como catalizador de un movimiento de fondo que explica la magnitud de la derrota del PP en Alcorcón. Nunca antes un partido que disfrutaba de la higiene política que tenía el Partido Popular de Joaquín Vilumbrales y de Pablo Zúñiga pasaba por estos malos momentos.

El PP ha pasado sin pena ni gloria en estas elecciones, y no ha sido capaz de, aún con el desastroso mandato del PSOE en Alcorcón, quitar la mayoría absoluta a Cascallana. Nunca antes un partido político en Alcorcón había tenído un programa electoral tan vacio. Nunca un partido político en Alcorcón había tenido unos candidatos, que, salvo honrosas excepciones, carecen de formación socio-política y de carisma.

La brecha abierta entre el Candidato del Partido Popular para la Alcaldía de Alcorcón y la mayoría social de los afiliados populares en Alcorcón ha explotado, manifestándose de forma abrupta e inesperada. Durante los últimos 4 años, los militantes populares se habían cargado de razones para decir no. No a convertir Alcorcon y el PP alcorconero en plataforma de agresión a la democracia. No a la creciente desigualdad. No a un autoritarismo rancio y de clase. No a un Candidato impuesto. No a un partido que sea un club de amigos. Y los ha expresado con las formas que el momento ofrecía: con un voto de castigo al PP alcorconero, como así demuestran la gran diferencia de votos entre Esperanza Aguirre y Fernando Díaz (recordemos que son más de cinco mil votos, suficientes para haber logrado la mayoría absoluta en nuestro municipio) .

La política del PP en Alcorcón ha ido adoptando progresivamente un cariz más oligárquico, enfrentándose a los intereses y la voluntad de amplios sectores de afiliados al mismo.

El apoyo de Antonio Beteta al "golpismo"de Díaz, fundamentado en el respaldo a los sectores familiares del Candidato, concitó el rechazo del 90% de los afiliados al Partido Popular en Alcorcón, como quedó demostrado en dos elecciones internas en el Partido, donde Díaz sufrió una aplastante derrota electoral en ambas ocasiones).

Unido a esto, hemos asistido a un sesgo social, o cultural, profundamente clasista, imbuido del desprecio hacia los afiliados populares genéticamente inscrito en la actual clase dirigente del Partido Popular de Alcorcón. Y un autoritarismo, embebido no ya de soberbia sino de las actitudes más rancias de la oligarquía. Si además durante la campaña aparecen ramalazos reaccionarios, las razones acumuladas desbordaban el vaso, y sólo precisaban de un catalizador que las movilizase hacia las urnas.

Consciente de encabezar un partido con mayoría contraria a sus formas, Fernando Díaz se esforzó en practicar una política de centro, con permanentes intentos de pacto con la izquierda sindical o social. Pero la mayoría absoluta relajó el corsé, y las tendencias más antipopulares encontraron cancha.

Al final la «modernización» de la derecha emprendida por Joaquin Vilumbrales y Pablo Zúñiga, y que le llevo a ganar las elecciones, se ha encontrado con sus límites: la incapacidad de la oligarquía actual, encabezada por Fernando Díaz, para poder desarrollar un proyecto político que se gane un apoyo de masas amplio y estable, que respete los intereses y la sensibilidad del conjunto de clases.

Y también la imposibilidad de «domesticar» a una mayoría de militantes del PP de Alcorcón contrarios a las formas, a los fondos y al autoritarismo de Fernando Díaz que, aún de forma imprevisible y sin una referencia clara, se ha manifestado provocando el final de los gobiernos del PP Alcorcón, al menos por ahora.

¡¡¡ FERNANDO DIAZ, DIMISION YA !!!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal