domingo, 10 de junio de 2007

En defensa de los partidos identitarios. Contra la represión del trabajador español.

La persecución política contra los Partidos Políticos Identitarios, es un claro ejemplo de la deriva reaccionaria que estamos padeciendo. La represión contra estos partidos allí donde han obtenido representación en Ayuntamientos; la represión contra las movilizaciones por la defensa de la prioridad nacional o por mejoras educativas o sanitarias a lo largo y ancho de España, demuestran así mismo la tendencia permanente a la reacción de los capitalistas, de los políticos que los sustentan y de todo el sistema social en el que vivimos.

Los planes de la oligarquía financiera de alcanzar el máximo de beneficios, chocan frontalmente con los derechos laborales y sociales de los españoles, con los intereses de los trabajadores e, incluso, con la democracia. Por eso, utiliza toda su maquinaria política, judicial y policial contra cualquier tipo de resistencia por parte de los trabajadores españoles.

Para ampliar sus beneficios necesita exprimir más y más a los obreros, por eso, se recortan año tras año derechos laborales y sociales con el beneplácito de dirigentes de los sindicatos mayoritarios, que se llevan las migajas. Pero para poder llevar a cabo estos planes, y frente a la resistencia de los trabajadores, realizan sus políticos una reacción limitadora de la libertad de expresión, de huelga y manifestación, limitadora de la democracia y represiva.

Los grandes partidos actuales lo tienen claro: descabezar el movimiento de resistencia anti-inmigracionista frente a los planes especulativos de los capitalistas y frente a la eliminación de derechos de los trabajadores españoles. En esta maniobra están implicados, tanto los aparatos represivos, policía y judicatura, como dirigentes sindicales y la llamada "izquierda plural" que custodia sus intereses económicos y políticos.

A los trabajadores españoles no nos quieren dejar ni tan siquiera el resquicio de la protesta. ¿Existe la soberanía popular, fundamento de la democracia?. No nos acercamos mucho a ella si el poder no está en manos de pueblo. En el caso de los partidos identitarios que han sacado representación, vemos la falta de soberanía popular desde un extremo al otro. En primer lugar, se intenta echar de los Ayuntamientos a estos, mediante pactos, incluso, anti natura, para que estos no "toquen" poder, como ha pasado en Extremadura, donde es el TODOS contra Iniciativa Habitable. En segundo lugar, se reprime cualquier tipo de movimiento de resistencia sin que la mayoría del pueblo tenga posibilidad alguna de expresión, opinión y decisión. En tercer lugar, los políticos profesionales intervienen contra los intereses de los trabajadores españoles, que somos la inmensa mayoría, sin posibilidad ninguna de revocación de sus cargos, sin control alguno sobre sus actos. Y por último, se intenta criminalizar cualquier pensamiento relacionado con la defensa del derecho de prioridad nacional.

Democracia significa poder para el pueblo, soberanía popular. La Plataforma por Alcorcón aboga por la unidad de los trabajadores españoles frente a la represión, el aumento de la inmigración con los perjuicios que supone para dichos trabajadores y para conseguir objetivos democráticos.

Los trabajadores españoles tienen que tener la decisión última sobre las cuestiones políticas, económicas y sociales. Los capitalistas y sus políticas neo-liberales son un freno para los intereses de los trabajadores españoles; su sistema político es un freno para el fin de la represión y la explotación. El futuro de los trabajadores españoles está en manos de los partidos Identitarios.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal